PALOMA FERNÁNDEZ SOBRINO

En España Paloma ha recibido formación como bailarina de ballet clásico, contemporáneo y flamenco, escritura de guión, interpretación teatral, teatro gestual y Commedia del Arte.
En 1995 actúa en el espectáculo "Work in Progress", de La Fura dels Baus.
En 2004 forma parte de la compañía itinerante de teatro gestual Escale, que la llevará hasta Togo, donde afrontará sus primeras experiencias de Teatro Foro.
En 2007 se embarca en el proyecto de la asociación L’âge de la tortue llevando a cabo acciones conjuntas con los vecinos del barrio del Blosne, en Rennes. Concretamente firma las obras de la colección “Partir”.
En 2009 escribe, se encarga de la puesta en escena e interpreta la obra “Derrota”, un espectáculo de teatro gestual que se representa en una caravana ante un único espectador.

“PASAPORTE  IDEAL”

Mi “Pasaporte ideal” contiene historias de vida de personas  que habitan en los tres territorios donde transcurre nuestro proyecto: Rennes, Tarragona y Cluj-Napoca.

Este pasaporte es ideal porque no tiene ningún valor legal, únicamente humano.

Valor tan olvidado como urgente.

Para imaginar esta edición, me he basado en los tres pasaportes que existen en España, Francia y Rumanía, intentando ser fiel al modelo legal en su forma pero de ningún modo en su contenido.

Este pasaporte es una doble “Correspondencia”.

En primer lugar quise “corresponder” con el sociólogo Pascal Nicolas-Le Strat y con el artista plástico Romain Louvel, compañeros de esta aventura, para experimentar un proyecto común, que combinara nuestras diferentes sensibilidades y competencias. Durante la primera residencia en Rennes, nos dimos cuenta de la dificultad y la suerte de trabajar todos juntos: artistas, sociólogos y habitantes, españoles, franceses y rumanos… ¿Cómo comprendernos y construir juntos sin una lengua, sin un lenguaje en común? La solución me parece obvia: inventando. Y así surgieron palabras insólitas, que nunca aparecerán en los diccionarios de ninguna de las tres lenguas y momentos insólitos entre nosotros, descubriéndonos en la experimentación de nuevas formas, sin garantía de éxito. Y así ocurrió: yo quería hacer un pasaporte pero lleno de vida, que imitara en lo posible ese tipo de documento perverso. Busqué a la gente que quisiera participar, hablé con ellos. Les hablé de la importancia de su palabra. Les escuché. Me escucharon. Pascal rápidamente aceptó mi propuesta y me acompañó en mi búsqueda. Compartimos los encuentros y redactó esos momentos de vida y las palabras que la gente quiso regalarnos. Y por último Romain, cuan falsificador clandestino, hizo posible que el documento final se pareciese a un verdadero pasaporte.

Y en segundo lugar, el “Pasaporte ideal” es una “Correspondencia” que reúne las voces de Hassan, Rocío, Julio, Yester, Mari, Aymen, Nicolas, Rita y la mía. Respetando las particularidades de cada uno para poder construir  un “lenguaje común”, “el lenguaje del que osa hablar y, sobre todo, escuchar”.

El “Pasaporte ideal” está dirigido a las Autoridades y  a los “seres durmientes”. Y será enviado por correo postal a la Policía, el servicio “Pasaporte” y “Carnet de Identidad”, a políticos y responsables de las tres ciudades y otras personas y establecimientos con poder de decisión.

Incrédula de ante mano de toda respuesta.


www.myspace.com/deroute