Miro, buscando tierra.

Miro, buscando  tierra.

Miro, buscando  tierra, un mar lejano que me reconozca.

Acogiéndome en sus brazos.

Sueño.

Que me acoge.

Lloro al náufrago que no entiendo.

Y me agoto.

Que no entiendes mi lengua.

Y me agoto.

Cansancio vecino que nos une.

Sobrevivo en mi sueño.

Que es mío.

En la ventana, un muro.

Quisiera ver despertares.

Cortina de grises que todo disuelve.

Y en mi vientre, cruzaré fronteras de olvido.

Esperanza de caminos sin trabas.

De pasos ligeros.

De papeles sin tijeras.

Amortiguándome voy, que no me escondo.

Share on Facebook
Cette entrée a été publiée dans Habitación con vistas (Paloma Fernández Sobrino). Vous pouvez la mettre en favoris avec ce permalien.

Les commentaires sont fermés.